Impresiones sobre el movimiento anarquista norteamericano

Andrew Flood, un veterano militante libertario irlandés, recorrió 44 ciudades de EEUU y Canadá en los años 2007 y 2008 conociendo de primera mano la realidad de la militancia anarquista en Norteamérica. En la presente entrevista, concedida a la revista británica "Black Flag", habla sobre ello y sobre muchas cuestiones igualmente interesantes relativas al anarquismo y la situación económica, política y social en Gran Bretaña e Irlanda o al uso de internet como herramienta de difusión.

¿Qué lugares visitaste en tu gira? ¿Algún grupo local anarquista albergó actividades? Si los hubo ¿cuáles fueron?

En total hablé en 44 ciudades norteamericanas diseminadas por dos provincias canadienses y 18 estados de EE UU, de ambas costas y desde la costa este al mid-west, hasta Minneapolis-St. Paul´s. [Las buenas noticias: Organización. Las malas: Oscuridad] [Original article in English]

Hubo muchas organizaciones, infoshops y organizaciones en formación involucradas en cerrar las fechas. Cerca de un tercio se organizaron a través de la Federación de Comunistas Anarquistas del Noreste (NEFAC), mientras que algunos grupos locales organizaron un solo mítin en la ciudad donde estaban activos. En la gran mayoría de los casos no conocía a ninguno de los organizadores, todo se hizo por e-mail, por ejemplo toda la gira de Florida la inició un estudiante que estaba en la lista de correo de Crimethinc y vio un anuncio de mi gira, que por lo visto estaba publicado allí. Se puso en contacto conmigo y procedió a contactar con direcciones de correo electrónico que encontró en Florida, y así consiguió cuatro fechas.

Cities on the tour, drag to look around the map, click on the pins for links to the blog account for that city


View Larger Map

¿Tuvieron las charlas buena asistencia? ¿Hay mucho interés en las ideas libertarias?

La asistencia variaba de cerca de 60 a cerca de una docena, quizás dando un total de 1.400 personas que asistieron a una charla durante la gira. En unos cuantos sitios era el primer encuentro anarquista público organizado en bastante tiempo, así que aparte del tamaño de la localidad y la política local, podría haber habido mucha variación según la experiencia de los organizadores locales a la hora de organizar y promocionar eventos como estos. La gente que asistía parecía ciertamente interesada, pero era una fracción muy pequeña de la población local.

¿Cuál fue el tema de las charlas? ¿Fueron bien recibidas?

El tema era "Construyendo un anarquismo popular en Irlanda". Básicamente estaba contando la historia del crecimiento del movimiento anarquista irlandés en el período 1997-2007 y, al hacerlo, construía un argumento en pos de un movimiento organizado, que mire hacia fuera y capaz de trabajar en alianzas. En general, me pareció que había un nivel de interés muy alto, fue una gran ayuda que el tema a tratar contuviera anécdotas interesantes que reflejaban una década de organización anarquista positiva en Irlanda.


Note you can now view the talk at http://www.politube.org/show/1441 the embedded video below is much smaller than the one available at that link.

 

 

¿Cómo es el movimiento estadounidense desde una perspectiva de lucha de clases?

Mejor de lo que esperaba. Creo que a mi llegada a Norteamérica compartía alguno de los prejuicios que encuentras en el movimiento anarquista británico hacia Norteamérica, prejuicios que a menudo están basados en un error a la hora de entender las condiciones allí. Esperaba que muchos de los anarquistas norteamericanos fueran idiotas liberales pero la realidad que encontré fue de gran cantidad de gente organizándose a nivel local de forma bastante sólida, en particular cuando consideras su pequeño número y relativa falta de experiencia. Y algunas de las posiciones que parecen un poco raras desde Europa tienen mucho más sentido cuando las puedes poner en el contexto de las condiciones locales y la historia norteamericana.

¿Cuáles son, si hay, las prioridades/diferencias tácticas y políticas en EE UU en comparación con Irlanda/Reino Unido?

Desde mi experiencia, podría decir que el movimiento en Gran Bretaña está más próximo al de Norteamérica que cualquiera de estos movimientos lo está con Irlanda. Comparado principalmente con el número de autodenominados anarquistas, el nivel de organización nacional o regional es muy, muy débil en Norteamérica y Gran Bretaña en comparación con Irlanda. Aparte de eso, como en la mayoría de los sitios, allí hay gente a la que le gustan los disturbios y gente a la que le gusta organizarse en el centro de trabajo, no hay realmente una sola dirección táctica.

¿Hubo algo en concreto que destacara y te impresionara sobre el movimiento americano?

Creo que la cantidad de gente involucrada en proyectos locales fue muy impresionante. Cerca de dos terceras partes de mis charlas (alrededor de 30 de ellas) tuvieron lugar en espacios sociales radicales de una forma u otra. Y probablemente visité al menos otros 20 o más. Eso es un nivel de infraestructura (y del compromiso que supone) mucho mayor del que yo esperaba encontrar.

Y en la otra cara de la moneda: ¿hubo algo que destacara o te deprimiera?

La aceptación del primitivismo como una parte legítima del movimiento anarquista e incluso la izquierda en general. Me quedé asombrado, por ejemplo, al descubrir que algunos sindicatos locales habían patrocinado la gira de conferencias de Derick Jensen, cuyos escritos primitivistas equivalen a una defensa del asesinato en masa. Estaba cobrando 2.000 dólares por una aparición en Ontario, me pareció fuera de lo normal que los sindicatos gastaran el dinero de sus afiliados en un vendemotos como éste.

¿Cuáles son las tendencias principales en el movimiento estadounidense? ¿Cuáles parecen crecer y cuáles declinar?

Mi gira coincidió y se alimentó de una ola de organización anarquista comunista en muchas de las regiones que estaba visitando, lo que significó que tuve que jugar algún papel en el proceso de formación de cinco o seis nuevas organizaciones. Pero yo no exageraría esto, pues es verdad que en general en Norteamérica estas organizaciones son diminutas en comparación con la población de las áreas en las que operan. Las buenas noticias en el frente primitivista es que aparte del par de gurús célebres que son muy visibles en internet, hay muy poca organización primitivista en cualquier lado, incluso en Eugene, Oregón. Tengo la impresión general de que mucha de la gente que anteriormente podía haber sido 'primi' ha derivado hacia alguna forma de anarquismo insurreccional aunque, de nuevo, no hay casi organizaciones (formales o de otro tipo) fuera de un par de ciudades. Parte del tema insurreccionalista es realmente estúpido, sin tomar en cuenta para nada las condiciones locales y actuando como una versión blandengue de lo que se ve en el portal griego de youtube PORN. Pero esto tampoco es exclusivamente propio de Norteamérica.

La IWW sigue siendo de lejos la red más extensa para antiautoritarios en EE UU pero no me pareció que tuviera ninguna existencia real como sindicato fuera de lo que eran luchas bastante pequeñas en un par de ciudades. Muchos anarquistas sociales se unen como una manera de encontrarse con gente sensata y de distanciarse de la parte más tonta de la escena anarquista local.

¿Cuáles piensas que son los principales problemas (internos y externos) de cara al crecimiento del anarquismo en Norteamérica?

Internamente, temas como la alta tasa de fugacidad, que significa que es difícil acumular experiencia colectiva en ninguna ciudad porque la gente siempre se está moviendo, en concreto cuando se encuentran problemas organizativos. Con esto está relacionado el muy bajo nivel de contacto intergeneracional, lo que significa que el movimiento, que hoy es mayoritariamente de menos de 30 años, si no 25, no se beneficia fácilmente de las lecciones aprendidas de forma dura por el movimiento en los '60, '70 y '80.

Externamente, el culto norteamericano al individuo fuerte y el sueño americano no sólo hace difícil la organización popular sino que se filtra en el movimiento anarquista como un veneno. Combina esto con el éxito histórico del Estado en machacar los movimientos de oposición radicales en todas sus formas y el actual alto grado de represión de cualquier cosa que se salga fuera de los estrechos límites de la protesta permitida y tienes una atmósfera muy difícil en la construir cualquier cosa que vaya más allá de hacer 'lobby'. La cantidad de policía es extraordinaria, su uso constante contra la 'población civil' es increíble, vi más gente arrestada en las 16 semanas de mi gira que la que he visto en casi 40 años fuera de Norteamérica. Y finalmente en EE UU en concreto hay un extraordinario nivel de infiltración estatal y uso de agentes provocadores para tentar a nuevos activistas jóvenes a hacer estupideces que les pueden suponer largas condenas de cárcel.

¿Cuáles crees que son los principales puntos positivos (interna y externamente) para el crecimiento del anarquismo en Norteamérica?

Las divisiones de clase, aunque a veces camufladas según la raza son muy, muy visibles en EE UU y casi tan visibles en Canadá. Están jodiendo a los trabajadores, particularmente fuera de las ciudades costeras, de una forma muy, muy visible. Así que, 'individualismo fuerte' aparte, Norteamérica debería ser tierra fértil para la política de lucha de clases, ciertamente lo ha sido en el pasado. Además la izquierda no existe realmente, los pocos grupos de extrema izquierda que existen son mucho más pequeños que sus equivalentes en Gran Bretaña a pesar de la población mucho mayor, no existen realmente fuera de unas pocas universidades en unas pocas ciudades. Con la excepción de Canadá, no hay socialdemocracia ni partido verde viable. En resumen, no sería tan difícil para los anarquistas convertirse en 'la' oposición.

Internamente, realmente hay una gran cantidad de experiencia individual en organización de base dentro del movimiento anarquista. Si surgiera un movimiento coherente, esta experiencia individual podría convertirse en algún tipo de organización colectiva bastante poderosa.

¿Cómo comparas los movimientos anarquistas norteamericanos y europeos en términos de lucha y aspectos organizativos?

EE UU y Gran Bretaña son muy parecidos en que la mayoría de los anarquistas no forman parte de amplias organizaciones regionales y a menudo ni siquiera de las organizaciones locales. Las organizaciones regionales en realidad no existen más que como individuos aislados en un número muy pequeño de ciudades aunque suelen tener miembros diseminados fuera de ellas.

Esto significa que en términos de lucha la amplia mayoría de la actividad se sitúa alrededor de individuos anarquistas involucrados en la lucha en el trabajo, medioambiental o de la comunidad local, como individuos militantes que resultan ser anarquistas más que como parte de un esfuerzo colectivo anarquista. De vez en cuando hay diversos encuentros sociopolíticos en los que la gente puede intercambiar experiencias, pero aparte del evento espectacular ocasional, como las protestas en cumbres, éstos no formulan acción colectiva. En Gran Bretaña, los más grandes de estos encuentros son las ferias del libro, pero la enorme escala de América del Norte significa que no hay ningún equivalente de la feria del libro de Londres, sino una gama de ferias del libro y conferencias a lo largo del continente.

No hay equivalente de los sindicatos revolucionarios de influencia anarquista en el continente europeo. A la IWW le gustaría serlo pero la realidad es que su densidad de afiliación es menor que la de WSM en Irlanda, por lo que tiene más de red de militantes antiautoritarios en el trabajo que ocasionalmente intenta actuar como sindicato cuando surge la oportunidad en un sitio o momento concreto. Tampoco hay equivalentes del tipo de organizaciones políticas anarquistas regionales que se encuentran en algunos países que tengan presencia real en un gran número de ciudades, pero esto es producto del pequeño tamaño del movimiento, así como de no tomarse la cuestión organizativa lo suficientemente en serio.

¿Tuviste muchas oportunidades de ver partes de la clase obrera de Norteamérica? ¿Cuál es la comparación con lo que ves en los medios?

A esta pregunta respondería con otra pregunta. Qué sería exactamente la Norteamérica 'no de clase obrera' fuera de pequeñísimas franjas de super ricos en Nueva York, Miami, Los Ángeles o las otras ciudades globales. La inmensa mayoría de la población de EE UU es de clase obrera, de lo que se sigue que la mayor parte de la geografía urbana es de clase obrera, incluyendo las de las ciudades citadas. Me da la impresión de que esta pregunta puede venir de la forma en que EE UU es retratado en la televisión que llega aquí, pues todos los trabajadores están bastante ausentes de 'Sexo en Nueva York' excepto cuando están sirviendo bebidas para los protagonistas o cuando éstos se dirigen a ellos.

Más allá de esto, ¿quizás es una pregunta acerca de la clase obrera industrial? Una buena parte del viaje fue a ciudades que podrían haber estado asociadas con la industria a gran escala, concretamente aquellas ciudades en el medio oeste, sitios como Detroit. Vi 8-mile, Detroit parecía estar bastante cercana a eso pero considerablemente más ruinosa que en el momento de esa historia. También he visto todos los episodios de The Wire y parece un retrato bastante acertado de la vida en Baltimore. Miami, por otro lado, no tenía que ver con lo que aparece en CSI Miami, hay una franja muy estrecha de gente realmente rica pero detrás de eso, lejos de la playa son milla tras milla de trabajadores normales y áreas de extrema pobreza y privación. Mi Nueva York no se parecía mucho a la de Sexo en Nueva York o incluso Friends, pero por aquel entonces me estaba quedando en Jersey.

¿Alguna anécdota?

Docenas, hablo de algunas en mi blog y estoy en proceso de extenderlo cuando tengo tiempo. Las revueltas en Olympia, autobuses averiados y el extraño olor de una conferencia anarquista en DC, están todas.

¿Realmente huelen tanto los anarquistas estadounidenses?

No, sólo noté ese olor una vez, en DC. Hay un sector del tipo 'estilo de vida', muy a menudo estudiantes, para quienes oler es algo adoptado ocasionalmente para darse prestigio. En realidad no es muy importante aunque en esa ocasión fue molesto. La mayoría de los anarquistas que conocí eran gente normal que sólo se diferenciaban de la gente de alrededor por la política.

Ya estás de vuelta en Irlanda ¿han cambiado mucho las cosas desde que saliste hacia los Estados Unidos?

Pues sí, la verdad es que sí. Dejé "el tigre celta" (N.d.T. nombre con el que se denominó al rápido crecimiento de la economía irlandesa en los últimos años, fundamentado en un modelo productivo similar al español, con un sector de la construcción hipertrofiado y mano de obra extensiva y poco cualificada. La comparación se hacía con los "tigres del Pacífico" asiáticos) y cuando volví me encontré con una economía que se ha ido colapsando mes tras mes. Se trata de un proceso que viene de atrás y que no ha tocado fondo. Pero cuando me di cuenta por primera vez del colapso fue cuando llegué a Miami a principios de abril y me encontré con cantidad de rascacielos que se habían abandonado a medio construir, con 20 plantas ya hechas, cuando los bancos habían dejado de dar créditos a sus promotores. Al cruzar el Atlántico de nuevo vi el proceso en el otro lado.

¿Qué comparación harías de los movimientos anarquistas británico e irlandés en términos de lucha y organizativos?

El movimiento irlandés es más pequeño en términos absolutos y también porque la isla tiene 1/5 de la población respecto a Gran Bretaña (N.d.T. se trata de una errata, la relación de población entre Irlanda y Gran Bretaña es de 1 a 12). Pero está mucho más organizado. Diría que hay unos 300 o 400 anarquistas en Irlanda que tienen algún nivel de actividad y el 20 o 30% de ellos está en alguna de las dos organizaciones nacionales existentes, la mayoría en el WSM (N.d.T. Workers Solidarity Movement, Movimiento de Solidaridad de los Trabajadores). Diría que hay unos 4.000 anarquistas en Gran Bretaña pero que sólo el 4 o el 8% de ellos pertenecen a organizaciones de ámbito nacional. Además el anarquismo aquí tiene un marcado sentido de clase, aunque una lucha particularmente importante sea una en defensa del medio (N.d.T. se refiere a la lucha popular contra los planes en la isla de la petrolera Shell).

¿Tiene el movimiento anarquista irlandés algo que aprender del británico, y viceversa?

Intentar evitar el sectarismo extremo que dificulta el trabajo conjunto, aunque eso es más fácil de decir que de hacer. A nivel local hay cantidad de cosas que vemos y de las que podríamos aprender, aunque la verdad es que no es fácil transferir experiencias a condiciones distintas. Por supuesto copiamos la idea de hacer una feria del libro anarquista y fue un gran éxito, la de Dublín fue una cuarta parte de grande que la de Londres, lo cual está bastante bien teniendo en cuenta la diferencia de población.

El WSM siempre ha puesto un tenderete en la feria del libro de Londres. ¿Piensas que el anarquismo británico ha cambiado mucho en estos años? ¿a mejor?

No estoy seguro de que haya cambiado demasiado, al menos no ha cambiado de dirección significativamente, sino que ha ido teniendo altibajos. Además de las ferias del libro, muchos de nuestros militantes han vivido en Gran Bretaña durante temporadas y han estado activos allí, desde fines de los 70 hasta la actualidad. La misma feria del libro parece haber cambiado a mejor, no sólo es más grande sino también algo menos contracultural de lo que solía ser.

El WSM estuvo en la vanguardia de hacer presente al anarquismo en internet, en los años 90 ¿piensas que esto ha dado algún resultado?

En realidad fue un esfuerzo individual más que organizativo hasta fines de los 90, cuando internet realmente empezó a despegar. Estaba trabajando en el sector informático desde principios de los 90 y básicamente lo que hice fue colgar en la red cualquier cosa que publicábamos, creo que durante bastante tiempo alguna gente pensó que mi actividad cibernética era un pasatiempo irrelevante y extraño. A día de hoy trabajamos mucho en la forma de mejorar nuestra presencia colectiva en internet y alrededor de una docena de nuestros militantes están implicados activamente en ello de manera regular. En los últimos meses hemos subido cantidad de vídeos y audios, así como trabajado en redes sociales como Facebook.

¿Cómo ha transformado internet el modo en el que los anarquistas difunden sus ideas? ¿ha tenido algún efecto sobre la labor del WSM en Irlanda?

Obviamente la red es ahora mucho más importante que lo que fueron las librerías radicales. Pero también tiene aspectos negativos, como por ejemplo que la gente lee ahora menos libros. El crecimiento de Indymedia aquí en Irlanda, en el que jugamos un papel bastante importante, fue muy útil para nosotros. Puso nuestras ideas al alcance de gran cantidad de gente que nunca había visitado nuestra página web. Y dio pie a debates muy útiles, sobre todo en el movimiento contra la guerra de los años 2002-2003. Pero internet ha cambiado mucho en los últimos años, el modelo de Indymedia puede que se esté agotando y necesitemos valorar cómo podemos utilizar en nuestro beneficio algunos elementos nuevos. Los anarquistas se sienten inquietos ante cosas como Facebook, y con bastante razón, pero recordemos que los orígenes de internet se hallan en el deseo por parte de militares de tener un sistema de control que pudiera sobrevivir a una guerra nuclear y si podemos usarlo para cosas buenas, por qué no vamos a poder con otros elementos.

Háblanos un poco sobre tu último proyecto, Autores Anarquistas (anarchism.pageabode.com/)?

Soy incapaz de archivar lo que escribo, así que durante años he usado internet para colocar allí mis escritos públicos y bastante a menudo uso Google para localizar mi material antiguo. Durante años estuvieron alojados en páginas hechas artesanalmente, pero es un trabajazo mantenerlas. Cuando me mudé a Canadá y empecé a militar en Common Cause necesitábamos una página web y desde el principio queríamos que fuera un proyecto colectivo. De manera que junto a otra gente me obligué a aprender lo suficiente sobre Drupal para hacerlo.

Cuando estuvo hecha me di cuenta de que crear una nueva página web sería una buena forma no sólo de subir mi propio material, sino que además no supondría ningún esfuerzo adicional crear cuentas para que otros anarquistas pudieran hacer lo mismo. Luego mientras estaba organizando la gira me di cuenta de que crear un blog en la página web sería una forma fácil para que cualquiera (incluso mis padres) se mantuvieran informados de cómo marchaba la gira. Me gustó bastante la libertad que ofrece el blog (porque la gente no espera tanto cuidado editorial como espera con los artículos), así que lo puse en marcha.

Ahora estoy empezando a ampliar el número de gente con cuentas en la página, básicamente ofreciendo cuentas a gente a la que conozco y que sé que están de acuerdo con la declaración de Anarkismo.net. Así que con el tiempo la página se puede convertir en un buen recurso. Pero de momento me vale como formación, porque aunque trabajo en el sector de las nuevas tecnologías nunca he hecho ningún curso formal y tiendo a aprender nuevas cosas mediante la práctica.

¿Quieres hacer algún comentario o sugerencia para terminar?

Levantaremos un movimiento exitoso si miramos siempre hacia adelante, asumiendo riesgos y experimentando. El tradicionalismo y una preocupación excesiva por la pureza conducen a la parálisis.

Esta entrevista fue realizada para la revista británica "Black Flag" y vertida al castellano en el foro de traducción de alasbarricadas.org

En http://anarchism.pageabode.com/andrewnflood/interviews-...e-usa hay un listado de las entrevistas (en inglés) de Andrew Flood con individuos y grupos a lo largo de su gira por 17 ciudades norteamericanas

Translation from http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/11355
[Original article in English]

  


Like what you are reading?  Get a notification whenever we post a new article to

Anarchist Writers via Facebook or Twitter

where you can also like and comment on our articles